Meristemo Fashion Show, ups y downs

Puntos positivos

 

1-Locación diferente y versátil. El tercer nivel del estacionamiento de la tercera etapa de Paseo de Las Flores, al estilo de lo que fue la edición de Morumbi Fashion Week, en el 99 antes de que se convirtiera en Sao Paulo Fashion Week, y que se llevó a cabo en los sótanos de todo el centro comercial.

2-Cantidad de recursos de producción, escenografía y montaje.

3-Buena convocatoria, variopinta desde el ejecutivo empresarial hasta Hanna Montana. Intención de cautivar a una audiencia más jovial y arriesgada en un mercado mayoritariamente conservador.

4-Buena música.

5-Desfile con música en vivo, grupo Editus (excelente performance, cumplió su rol a cabalidad, en una simbiosis donde la colección era lo destacable). Lo hemos visto en otras experiencias con Annie Lenox en el desfile de Dolce& Gabbana , S/S 2011, o Maria Rita en el desfile de Fause Haten en Sao Paulo o para no ir más lejos en Fashion Rocks.

6- Buen styling de los modelos de Saúl Méndez. Combinación de colores, texturas, el largo de los pantalones a la altura de los tobillos para dejar las medias o los pies desnudos, es de código retro pero muy actual, los sacos entallados y combinaciones de estampados a veces en look descombinado pero proporcionalmente armoniosos.

7- El concepto de Vive la Experiencia, Open Bar, Fashion Show, After Party (Máscaras, Fashion, Marimba, Electrónica, Naturaleza, Ciudad), según rezaba la invitación.

 

Puntos a revisar

1-A pesar de lo versátil de la locación, el detalle de no considerar la ventilación produjo altos niveles de temperatura, especialmente para aquellos que optaron por los sacos, las botas, bufandas, boinas, leggins y sombreros. Reflejo de lo amplio del concepto de la experiencia que se viviría, pero que en la que se les olvidó el calor.

2- Muchos recursos y herramientas que en no fueron bien amalgamados y que produjeron un efecto más de pretensión que de efectividad o ambientación.

3- Como dijimos asistencia masiva, pero hoy en día en los grandes eventos de la moda internacional discriminar a los invitados VIP del resto ya no está IN: todos deben ser considerados VIP, no existen las zonas ni las formas sectarias en los eventos de moda este calibre. Aún así, se respetan las front rows o primeras filas para editores, compradores, prensa especializada, celebridades, etc.

4- No se entendió la participación de la firma Max Mara en la pasarela de Saúl Méndez. Conceptualmente confuso, dio la impresión de desfile de tiendas por departamentos, ni siquiera de pasarela colectiva. En todo caso se hubiera hecho una pequeña presentación de la firma femenina previo al desfile de Saúl  Méndez con otra música o iluminación, pero no hacerlos desfilar junto con la colección de la firma que invitaba.

5- El concepto era arriesgado, y generó expectativa con tantos elementos, pero no tuvo acertada aplicación.

6- Fotógrafos en la pasarela, Si bien se colocó un “PIT” para fotógrafos, el área de la pasarela es el espacio sagrado y exclusivo para el desfile, no se debe permitir fotógrafos atravesados en la visual del “PIT” ni de los asistentes o invitados.

7- La presentación de actos o bailes típicos estuvo desconectada de todo el concepto, nunca se entendió y no le encontramos justificación, al menos que hubiera faltado la palabra identidad o folclor en los elementos que contenía la invitación. Hemos presenciado desfiles como los de la firma Movimento con la participación de Escolas de Sambas, o la de la música típica de una región en particular en el desfile de Alexandre Herchovitch  en New York, pero en ambas situaciones existió un juego de interrelación visual y auditivo que formaban parte de una misma expresión.

8-El calor sofocante nos hizo retirarnos justo antes de la cimarrona.

228594_181782148537651_6485529_n

228248_181781571871042_1391216_n

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *