Chapter 1 en MBFWSJ.

Un buen ensayo general como apertura de MBFWSJ.

La casa se desbordó, era evidente el en entusiasmo y la participación de invitados y curiosos en la noche del banderazo que dio inicio a la agenda que contempla  un recorrido de propuestas nacionales e internacionales durante  los  cuatro  días en la cuarta edición de Mercedes Benz Fashion Week San José.

La intención clara, pretendía generar en un espacio las posibilidades de expresión creativa que los diseñadores protagonistas de la noche idearon para imbuirnos en la atmósfera artística y fashionista para poder  apreciar sus propuestas en un marco de happenings y performances variados que representaban el espíritu de cada de uno de ellos o el sello identificador de su más reciente producción o colección. Hubo bailes, pole dance, dinámicas interactivas, coreografías, videos, iluminación, montajes e instalaciones.

Plivertees by Oliver Skinner, vibrante, colorido y urbano, celebra la confección de camisetas en tejidos de puntos con materiales hechos en el país, donde se permite el juego de las gráficas, intervenciones y hasta aplicaciones luminosas.  La integración en la urbe de lo viejo con lo nuevo. El marco de su presentación hizo que el lugar adquiera mayor temperatura avizorando una jornada calurosa.

J Lang by Jennifer Lang,  destaca por una explosión de colores y el recurso de flores como punto focal. Una colección muy femenina y con referencias tropicales que en su técnica aportan una visión chic para una mujer que reconoce la importancia del accesorio y el espíritu que contagia el uso de tonalidades vibrantes.  Hermoso trabajo. Su marco de presentación implicó la instalación de biombos o parabanes que a modo de celosía permitían destacar la exhibición de las piezas, mientras algunas maniquíes aparecieron para mostrar vestidos con cortes sinuosos bien ejecutados y que remiten en puntos como mangas y faldas, a pétalos.

AG by Ana Gutiérrez, aborda la importancia de sus joyas como una invitación constante a la mujer a “accerorizarse “ y distinguirse con seguridad, aplomo y distinción. Prevalece una gama que pasa por blanco, gris, plata y negro  como protagonista de su reciente colección y también el uso del cuero, en una propuesta que integra la tecnología y el diseño.

Obra Gris por Oscar Ruiz Schmidt.  El performance de exhibición más conceptual de todos, y no era de extrañarse, al apreciar una gran estructura de andamios y luces, donde los modelos comenzaron a llegar y habitar para contar una historia en el que la misma dinámica de la vida podría llevar al intercambio de las piezas entre los mismos modelos y a partir de ahí generar nuevas visiones de los diseños que llevaban, inclusive con la versatilidad de poder ser usados tanto por ellas como por ellos, quizá como un recurso estético que pudiera producir la experiencia de un caos a partir de la experiencia onírica que inspira a Ruiz Schdmit por la falta de agua en el mundo.  Nos encantó el jumpsuit en tomo gris metalizado.

Amo y Señor por Eric Mora Cole

Como una extensión a la estupenda colección que apreciamos en la reciente edición de Mercedes Benz Fashion Week El Salvador, el recurso de los estampados a partir de sus propios dibujos se hacen presente en tops, faldas y chaquetas para ella y él. Algodón, lana y seda forman parte de los materiales que destacan para crear looks holgados pero que determinan el marco de la figura sin ceñirla. Las chaquetas cortas son destacables y los pañuelos y foulards dan un toque sublime.

Volviendo al Chapter 1 como iniciativa de arranque, el espacio se hizo pequeño y la cronología de los hapennings se hacía engorrosa para distribuirse por el lugar y apreciar adecuadamente, lo que producía invasión a los espacios de exhibición inclusive por los mismos fotógrafos y camarógrafos, la simultaneidad del paso de meseros con bocadillos y bandejas de tragos, los decibeles de la música, pero sobretodo la precaria iluminación hacia retadora la experiencia de un adecuado registro.

Un capitulo que a primeras luces resultó pretencioso y desordenado que en algunos momentos no lograba la amalgama o  los movimientos que permitiera un recorrido de situaciones más amables. Consideramos que más que un capítulo inicial fue un primer buen ensayo. 

Fotografía por Yousef Baab

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *